Beneficios de invertir en carretillas de segunda mano 
junio 18, 2024

Beneficios de invertir en carretillas de segunda mano 

Invertir en equipos usados ofrece numerosos beneficios, desde la economía en el coste hasta la sostenibilidad ambiental. Por eso las carretillas de segunda mano son una opción inteligente y rentable para empresas que buscan optimizar su logística sin incurrir en altos costos.

Veamos más detalles. 

Economía y eficiencia en el coste 

El principal beneficio de adquirir una carretilla de segunda mano es el ahorro económico significativo que representa. Los precios de estas carretillas pueden ser hasta un 70% más bajos que los de las nuevas, lo que las convierte en una opción ideal para aquellos con un presupuesto limitado o que buscan optimizar sus gastos. 

Disponibilidad y variedad de opciones 

El mercado de carretillas de segunda mano ofrece una amplia gama de opciones, lo que facilita encontrar modelos específicos que se ajusten a las necesidades operativas sin largos tiempos de espera.  

Además, es posible acceder a modelos descatalogados, pero aun altamente funcionales, brindando una mayor flexibilidad en la elección del equipo adecuado. Esta disponibilidad inmediata puede ser vital para empresas que requieren soluciones rápidas y efectivas. 

Contribución a la sostenibilidad ambiental 

Invertir en carretillas de segunda mano también tiene un impacto positivo en el medio ambiente.  

Al optar por una carretilla de segunda mano, se está contribuyendo a la reducción del impacto ambiental asociado a la producción de nuevos equipos. Se evita el consumo de recursos y energía necesarios para la fabricación de una carretilla nueva, y se da una nueva vida útil a un producto existente, extendiendo su ciclo de vida y minimizando la generación de residuos. 

Consejos para analizar y elegir la mejor opción 

Para asegurar que la inversión en carretillas de segunda mano sea un éxito, es importante tener en cuenta algunos factores clave:  

  • Estado general: Inspeccionar cuidadosamente la carretilla para detectar cualquier daño o desgaste significativo. 
  • Capacidad de carga: Asegurarse de que la capacidad de carga de la carretilla sea adecuada para las necesidades previstas. 
  • Tipo de ruedas: Elegir el tipo de ruedas adecuado para el terreno y el tipo de material que se transportará. 
  • Ergonomía: Probar la carretilla para verificar que sea cómoda de manejar y que se adapte a la altura del usuario. 

Sí, las carretillas de segunda mano son una excelente inversión porque ofrecen una combinación de ahorro, eficiencia y sostenibilidad. Pero si te has quedado con alguna duda, contacta con nosotros en Tecarral Carretillas.